martes, 25 de abril de 2017

¡Feliz día del Libro 2017!

"Cuando descubrí la verdadera historia del Hombre de Barro tenía diez años. Estaba en casa, enferma. Eran las paperas, creo, una de esas enfermedades de la niñez que obligan a pasar semanas de aislamiento. Yo debía de estar quejosa e insoportable, porque la sonrisa comprensiva de mi madre se había convertido en un rictus estoico. Un día, tras permitirse un breve paseo por la calle principal, regresó con renovado optimismo, y me entregó un ajado libro pedido en la biblioteca.

- Creo que te entusiasmará -dijo con cautela-. Tal vez sea para lectores un poco mayores que tú, pero eres una niña inteligente; estoy segura de que con un poco de esfuerzo podrás comprenderlo. Aunque es bastante largo comparado con los libros que acostumbras a leer, te recomiendo que perseveres.

Es probable que como respuesta yo tosiese de un modo autocompasivo, sin saber que estaba a punto de cruzar un significativo umbral del cual no habría retorno; que en mis manos descansaba un objeto cuya modesta apariencia ocultaba un enorme poder. Todo verdadero lector posee un libro, un momento, como el que describo; el mío fue ese ajado volumen de la biblioteca que mi madre me ofreció aquel día. Porque a pesar de que entonces no lo sabía, después de sumergirme por completo en El hombre de Barro la vida real no sería capaz de competir con la ficción. Desde entonces le he estado muy agradecida a la señorita Perry. Tal vez cuando puso la novela sobre el mostrador, instando a mi pobre madre a que se la llevara, me confundió con una niña mucho mayor, o bien vislumbró mi alma y detectó un vacío que debía ser llenado. Siempre he preferido inclinarme por esta última opción. Al fin y al cabo, el verdadero propósito de un bibliotecario es reunir a cada libro con su único y verdadero lector.

Abrí la cubierta amarillenta y desde el primer capítulo, donde se describe el despertar del Hombre de Barro en el foso oscuro y brillante, el terrible instante en que su corazón comienza a latir, me cautivó. Mis nervios se estremecieron de placer. mi piel se ruborizó, mis dedos temblaron con entusiasmo al dar la vuelta a las páginas, gastadas en la esquina donde los dedos de innumerables lectores se había detenido antes que los míos. Viajé a lugares magníficos y aterradores sin movermedel sillón repleto de pañuelos de papel en el comedor de la casa suburbana de mi familia. El Hombre de Barro me mantuvo atrapada durante días; mi madre volvió a sonreír, mi rostro hinchado volvió a la normalidad, y mi futuro comenzó a forjarse". 

Las horas distantes. Kate Morton. Traducción Luisa Borosvsky. Santillana, Madrid, 2012

Agradezco a Isabel Martínez Hervás que compartiera conmigo este fragmento.


jueves, 9 de marzo de 2017

Nosotras mismas

Ayer quedó inaugurada la exposición "Nosotras Mismas", que se enmarca dentro de las actividades de Marzo Mujer 2017 de #Rivas. La muestra, con más de 40 obras de pintura, escultura, grabado y fotografía, ha sido organizada por la asociación internacional de mujeres "EmpoderArte". Estará abierta al público de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde, hasta el próximo 6 de abril en la Sala de Exposiciones de la segunda planta del Centro Cultural García Lorca.

Algunas imágenes del acto de inauguración...




Las comisarias de la exposición, Adriana Exeni y Patricia Fridman (al centro) junto a representantes del Ayuntamiento de Rivas.

Las obras reflejan una diversidad de estilos, técnicas y miradas que enriquecen la visita. Algunas me llamaron especialmente la atención...

En pintura:





En fotografía:



En Escultura:







El catálogo completo y más datos en:

http://www.rivasciudad.es/portal/contenedor_ficha.jsp?seccion=s_fnot_d4_v1.jsp&contenido=31480&tipo=8&nivel=1400&codResi=1&language=es


jueves, 2 de marzo de 2017

India: Tierra de sueños y claroscuros


Cristina García Rodero viaja al corazón rural de la India y retrata el papel que juegan las mujeres en la transformación social de las comunidades de Anantapur, en el Estado de Andhra Pradesh.
También las niñas tienen gran protagonismo en esta muestra que destaca la inmensa labor que está desarrollando la Fundación Vicente Ferrer para la educación, la salud y la dignificación de las condiciones de vida de los niños discapacitados.

Las fotos, en gran formato, revelan una increíble sensibilidad a la hora de captar sentimientos y situaciones complejas; la explosión de color es una manera de resaltar el contraste, precisamente, con la vida gris de sus personajes, que ellos esconden detrás de sus trajes festivos, sus ojos penetrantes, sus bellezas de impacto.


La dignidad de la persona humana frente a las circunstancias más adversas está plasmada a la perfección en esta muestra, que recomiendo por su interés estético pero sobre todo por su valor social y ético. Hasta el 28 de mayo, de lunes a domingo, de 10 a 20 h en Caixaforum, Madrid.


Conviene recordar que Cristina García Rodero es la primera española que ha entrado a trabajar en la agencia Magnum. Entre sus trabajos destaca "La España Oculta", un verdadero relevamiento antropológico de las fiestas y tradiciones del país. Cristina García Rodero ha recibido numerosos premios, entre ellos los World Press Photo 1993, Premio Nacional de Fotografía 1996, Fotopress "La Caixa" 1997, PhotoEspaña 2000, Godó de Fotoperiodismo 2000, y las medallas de oro al Mérito de las Bellas Artes 2005 y de Castilla la Mancha 2016.




 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Robert Doisneau: La riqueza de lo cotidiano

"La belleza de lo cotidiano" se titula la exposición del maestro Robert Doisneau que se puede ver en la Fundación Canal, Plaza de Castilla, Madrid, hasta el próximo 8 de enero. Belleza - y riqueza, diría yo - de lo cotidiano. 




Un buen muestrario de lo que fue capaz de descubrir este artista del blanco y negro en sus 450.000 negativos. Doisneau escogió la insumisión como manual de estilo, se permitió miles de instantes de desobediencia, captó lo que quiso y como quiso, sin hacer caso a ninguna regla que no fuera su exquisita intuición. 


Las obras que se exponen son increíbles, se te abren los ojos como platos, se te descuelga la mandíbula y cuando lees algunos títulos, ya no puedes pedir más: "La tarjeta perforada", "Anarquitectura", "El náufrago solitario"... 



Más de un centenar de fotografías, resumen 45 años de trayectoria fotográfica, de la que confiesa:
“Me he divertido mucho a lo largo de mi vida construyendo mi pequeño  teatro”. 




Una foto se llama "la mirada oblicua" y creo que es su mejor definición. Si el resto del mundo mira de frente o de perfil, Doisneau mira oblicuo, cierra un ojo y atrapa los tesoros inalcanzables para el resto de los mortales. Y se divierte y denuncia y traspasa a sus personajes en cada retrato. 




Robert Doisneau es el autor de dos de las fotografías más reproducidas en el mundo, ambas incluidas en la exposición, Los panecillos de Picasso (1952) y El beso del hotel de Ville (1950), que precisamente no tiene nada de espontánea, puesto que era un encargo para la revista Life, y una de sus fotografías más odiadas.





“Hay días en los que el simple acto de mirar parece ser la verdadera felicidad”. R. Doisneau



Encuentra, encuadra y dispara a contracorriente, buscando en el mundo real ese otro universo que él quería ver. Y lo logra, ¡vaya si lo logra!... No sólo lo encuentra sino que, además, lo comparte con quien desee disfrutarlo. Eso es el arte y es maravilloso.
 

jueves, 1 de diciembre de 2016

Lejanas geografías

Amores en Atenas, en África, en Asia, en Oceanía, en cualquier rincón del planeta.

Qué más da el espacio, la única geografía que importa es la de la piel.



Lejanas geografías... llenas de patitos feos

https://www.youtube.com/watch?v=oLsAnd0oAOA

Un adiós al siglo XX

Esta mañana volví por un rato al siglo XX, compré uno de esos ejemplares de periódico que se guardan para los nietos y que necesariamente deben leerse en papel. Y el titular me dejó pensando en qué nombre tiene esta nueva era que vivimos, parida con inmenso dolor un 11 de septiembre de 2001.

Entretanto, los medios, las redes sociales, los corrillos dan su particular adiós al mito - más allá de ideologías- y, de paso, a las galaxias anteriores a la web, a las mantas de ganchillo para ver la tele de solo 3 canales, a las nostálgicas revoluciones para construir mundos mejores... Efectivamente, ya el XX queda para siempre atrás y el XXI se instala a sus anchas, con males no por conocidos menos crueles.




Difícil escoger la mejor necrológica, el análisis más lúcido, la pieza de orfebrería que se lleve la palma en este día histórico para la profesión periodística...

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/26/actualidad/1480150805_380702.html?id_externo_rsoc=FB_CC

miércoles, 26 de octubre de 2016

Fieras del color

Los fauves son unos señores que llevaron la pintura de principios del siglo XX desde el impresionismo al cubismo en menos que canta un gallo, a fuerza de pinceladas magistrales. "Las fieras" les llamó un crítico y así se quedaron para la posteridad.


Como fieras del color, acróbatas de la luz, artistas valientes y felices. Comenzaba el siglo XX y se respiraba Belle Epoque, eso queda bien claro en la exposición que la Fundación Mapfre de Madrid ofrece hasta el 29 de enero de 2017. Reúne 155 obras procedentes de 80 colecciones.



Algunas obras son casi puzzles, cuadros hechos a trozos de color, con la pincelada atrevida como protagonista. Allí están los grandes que me mostraba mi abuelo en las revistas de "La Pinacoteca de los Genios" y también están - como un perfume ya pasado o por venir - otros inmensos como Picasso, Van Gogh, Cézanne, Toulouse Lautrec, Kokoschka o Sorolla. Una joya para el espíritu.


Más información:  http://www.telemadrid.es/noticias/cultura/noticia/la-exposicion-europea-mas-importante-sobre-los-fauvistas-en-la-fundacion-ma